El funi” es el apelativo cariñoso con el que los chavales y chavalas de los barrios de Castaños y Uribarri, tengamos la edad que tengamos, hemos conocido a nuestro funicular, al funicular de Artxanda, al que corresponde esta ilustración de IRU TALDEA / GRUPO TRES y que ha representado, quizás, la imagen más típica de nuestro funi hasta fechas recientes en que las autoridades decidieran cubrir la pista de patinaje. En la imagen podíamos ver la originaria estación superior con la pista de patinaje en primer término y el Txakoli (Chacolí Popular) al fondo. La imagen se obtenía desde la localización que ocupaba el desaparecido Casino. Ese trío formado por Casino – Funicular y pista de patinaje – Txakoli constituyó un foco de atracción de primera magnitud a principios del Siglo XX, aunque le tocó soportar vientos no siempre favorables.

Otra de las imágenes típicas de nuestro funicular nos la aportaba hace años, con el objetivo de la elaboración del libro sobre el centenario de nuestro funicular, el ilustrador Joan Lladó en donde podemos contemplar el funi transitando por encima del espectacular viaducto en curva, hoy en día muy oculto, por la zona de Ciudad Jardín, siendo esta otra estampa típica de nuestro funi.

Debajo podemos observar otra imagen típica del funicular cual es su transitar por el lugar en que se cruzan los dos vehículos y que intriga todavía a día de hoy a muchos viajer@s que se preguntan cómo lo hacen. La imagen corresponde al ilustrador F. Hierro en una serie de imágenes de Bizkaia que publicó en su día la BBK, entre ellas, la de nuestro querido funicular.

Intentaremos también desde este sitio web aproximarnos a la historia, general y particular, de este peculiar modo de transporte, historia rica y variada con capítulos absolutamente históricos y no del todo conocidos.

Pero la actividad de la Sociedad Funicular de Artxanda no se limita, ni lo hizo en el pasado con suerte diversa, a gestionar únicamente el funicular, sino que quizás hoy en día su actividad principal no es ya la gestión del funicular sino la de la extraordinaria expansión que sobre otros medios de transporte que procuran salvar desniveles se ha dotado nuestra Villa, sean ascensores, verticales e inclinados (en ocasiones denominados mini-funis), rampas y escaleras mecánicas como podéis ver en el apartado arriba indicado como Funicular de Artxanda. Y con esta expansión se cerró el círculo y una previsión ya formulada para Bilbao más de 100 años atrás, aunque algo diferente a como se pensó.

Pero dentro del término “el funi”, quizás también asociamos a la de un barrio muy dinámico como es el conformado por Castaños y Uribarri, un auténtico lujo de barrio del que ya hemos podido relatar varias de sus actuaciones como la de la rememoración del centenario del funicular.

Por otra parte esta página web forma parte del que contemplamos como Espacio Trenak y que incluye otras páginas web que fueron separándose de la originaria Trenak En primer lugar se separó Funiculars,  dedicada al mundo del funicular en particular y al mundo del transporte por cable en general. Posteriormente nos pareció necesario el poder ofrecer igualmente contenidos en euskera de forma separada puesto que desde abrimos este sitio web, allá en septiembre de 2005 (bajo el nombre de Gerok Screens), ya utilizábamos con total paridad el euskera en nuestros escritos. Esta web en euskera, Burdinbideak.